El arte y la cultura humana

La Cultura y la Voluntad
 
La CULTURA es un vocablo, que se refiere a un concepto, y éste se caracteriza por la concepción que cada un@ hace del mismo. Para concretar un poco, se puede enriquecer la palabra “cultura” añadiéndole otra palabra: “humana”. 
 
La “Cultura Humana” según algunos investigadores se inició hace unos 70.000 años. Actualmente nos encontramos en el siglo XXI d C. según el calendario Gregoriano, que rige en todo el mundo. 
 
Debido a la carencia de consciencia de estar dentro de La Energía que ocupa todo, se produce la paradoja de que en general, las personas quieren lo que no tienen y tienen lo que no quieren.  Se confunde lo que se necesita, con lo que se quiere, con lo que se desea. 
 
Tras superar diversas pruebas hay personas que llegan a conocer verdaderamente su voluntad, porque se dan cuenta de que satisfacerla no depende de ell@s, entonces se entregan y aceptan sin pedir, prefiriendo dar que recibir. 
 
Desde el punto de vista del lenguaje, no cabe duda de que todo es relativo. “Ninguna cosa tiene por que ser de ninguna manera en particular”. 
 
Branimaku no se hace responsable de los errores de interpretación que se puedan producir durante la lectura y visita a esta página.
Luz y Oscuridad
 
La Oscuridad no existe sin La Luz. Tampoco La Luz puede existir sin La Oscuridad. Esta afirmación se refiere a un fundamento natural sobre la existencia de la dualidad inherente en cada concepto, en cada identidad.
 
El miedo a lo desconocido brota desde el interior de uno. Uno no es su mente. Dentro de uno está lo desconocido, de lo que la mente no dominada, huye. El instinto natural le lleva a uno a sentir apego por el concepto de lo bueno. También a sentir rechazo por el concepto de lo malo. 
 
Una persona consciente, que conoce su mente, y que no se identifica con sus pensamientos subjetivos, sabe, por justicia de la naturaleza, que lo bueno sin lo malo no puede existir y viceversa. Y por esto, no existe consenso a la hora de crear un criterio de juicio común para distinguir qué es lo correcto.
 
La Oscuridad no se cierne sobre la humanidad, porque sólo es el resultado de la ignorancia, que actúa como parasol, arrojando sombra por el impacto de La Luz.
 
En tal caso, La Oscuridad y La Luz están dentro de cada ser. Huir de lo desconocido, es una fuga interminable. Es importante, por tanto, autoconocerse y hacerse consciente de que la moneda de la propia vida tiene dos caras y aprender a aceptarlo, para después tener capacidad de hacerse responsable de los actos de uno. Hay errores que se pagan a un precio muy alto.
 
El arte y la cultura humana
 
Los contenidos de esta página se basan en la inquietud por compartir la experiencia y la percepción adquiridas del Arte, con la intención de ofrecer un punto de vista, sobre el concepto de “Cultura” y concretando, sobre la “humana”.
 
La Creación Artística.
 
Para que se pueda producir la creación artística, diversos factores juegan un papel importante:
 
1) El primero es la inquietud por manifestar ya de niñ@, una visión particular de la realidad, que sólo ella ó él sienten.
2) El segundo consiste en conocer la disciplina y para ello es necesario observar, percibir, analizar, aprender y comprender.
3) Y el tercero y más escaso ya de adulto, es la capacidad de crear para transmitir algo que nunca antes se conoció, y que influye, en la cultura de un grupo o sociedad, guiándola por un nuevo camino, sobre el que arroja luz.
 
 
 
 
La Energía que ocupa todo, se conoce, se comprende. Su imaginación es infinita. Me contaba historias sobre los otros como si de una obra de teatro se tratase de la que yo formaba parte. Ahora le veo en cada otro ser. No se puede echar de menos a otro que te acompaña.
 Se llama “Elella” o “Ellael”. "Shehe" or "Heshe".
 
Su paciencia es tan grande como su imaginación. A las preguntas excluyentes no contesta ni que si ni que no sino todo lo contrario. La imaginación comprende todo, dice, y ninguna cosa tiene porque ser de ninguna manera en particular. 
 
Entonces me pregunto e intento darme yo las respuestas. La intimidad..,  me acaba de susurrar...  Reflexión, viene el silencio... 
 
Me dirijo hacia usted. “Elella está en usted”. Con todo mi respeto no le voy a hacer ninguna pregunta. Pero voy a imaginar. Todos los seres humanos creemos cosas. Expresar lo que uno cree nos permite mantener las ideas ordenadas y la mente sana al averiguar si lo que se cree es falso o cierto, y así llegar a saber.  
 
Creer que lo contrario del bien es el mal, es falso, que una cosa no esté bien, no significa que esté mal. Esto sucede con todo. La única manera de comprenderlo es con la imaginación. En principio “bien” es sólo una palabra. Es un concepto no suficientemente concebido. Lo contrario del "bien" es el "no bien". Esto abarca un infinito abanico de posibilidades, que incluye como una más, al mal, y viceversa... Vuelve el silencio, la reflexión...